¡No la compres! Crea tu lista de correos electrónicos

¡No la compres! Crea tu lista de correos electrónicos

¿Estás tentado a comprar una lista de correos electrónicos? Suena fácil ¿verdad? Simplemente compras las direcciones de correos electrónicos y comienzas a enviar correos, es un atajo, si quieres.

Pero siempre hay un problema con los atajos. El tiempo que ahorras al no crear una lista de correos electrónicos perjudica orgánicamente tu balance final como la reputación de tu negocio.

Sí, puede parecer que ahorras tiempo a corto plazo, pero es un camino peligroso para poner en marcha tu negocio. La lista de correos electrónicos debe ser el activo de marketing más importante para ti y tu empresa. Te mostraremos el por qué nunca debes comprar una lista de correos. Pero antes, imagina que estás sentado frente a tu computador. Abres el explorador para revisar tus correos y de pronto ves que hay uno o varios mensajes de una marca de la que nunca habías oído hablar. Puedes abrirlo por curiosidad o simplemente, puedes eliminarlo sin leerlo. 

Ahora sí, veamos algunas razones por las cuales nunca debes comprar una lista de correos electrónicos:

1. No obtendrás contactos calificados

Alguien pudo haberte contado sobre los mejores lugares para comprar listas de correo electrónico. Estás emocionado, pues ya tienes una base más sólida a quien enviarle tus correos. Suena genial. Sin embargo, no obtendrás contactos calificados y que realmente estén interesados en tu tema. Un contacto calificado es alguien que está familiarizado con tu negocio o con el tema que estás hablando y quiere aprender más sobre lo que haces, incluso, pueden llegar a comprar el producto al cual le estas apostando.

2. Aumentarás las posibilidades de ser marcado como spam

El spam es, literalmente, una palabra de cuatro letras. Pero cuando tus correos electrónicos se marcan como spam con demasiada frecuencia, los clientes que prestan el servicio de correo electrónico como Gmail y Yahoo! comenzarán a desviar todos los mensajes a las carpetas de correo no deseado de los destinatarios. Si esto sucede, la tasa de apertura caerá en picada y muchos de tus contactos no verán los correos electrónicos en absoluto.

Para evitar caer en las redes del spam, es bueno crear una lista de correos electrónicos orgánicamente, es decir, recopilando los correos electrónicos sólo de las personas que realmente quieran escuchar lo que tienes que decir.

3. Tus contactos no serán exclusivos

Las empresas que venden listas de correos electrónicos obtienen sus ingresos ofreciendo una y mil veces los mismos contactos a diferentes compradores. De esta forma las personas en estas listas a menudo se ven sometidas a bombardeos de mensajes de marketing cuyo interés sea diferente.

Con esto se puede generar que las personas cierren las cuentas de correos electrónicos y abran nuevas, con el fin de reducir el “ruido” que pueden generarles.  Además, algunas personas tienen direcciones de correo electrónico exclusivamente para contenido de marketing. No quieren obstruir sus cuentas personales o comerciales con correos electrónicos que no solicitaron.

Es posible que, al comprar estas listas, tus correos electrónicos se pierdan.

4. La tasa de interacción no será alta

El compromiso es importante cuando se trata de marketing por correo electrónico. El problema es que ya tienes las probabilidades en tu contra.

Primero, debes convencer a las personas para que abran tus correos electrónicos. Ese es el obstáculo número uno. Si eliminan tus correos electrónicos o los envían a carpetas de spam, ni siquiera tienes una oportunidad para participar. Ahora, si los destinatarios realmente actúan en función del contenido de cada correo electrónico, ya sea haciendo clic para leer una publicación de blog o aprovechar un descuento, los clics serán un verdadero compromiso.

Cuando compras una lista de correos electrónicos, puedes estar seguro que las tasas de apertura o de participación caerán en picada. ¿Preferirías que cada uno de tus 500 suscriptores lea e interactúe con cada uno de tus correos electrónicos en lugar del 2 por ciento de tus 500,000 "suscriptores"?

5. Las direcciones de correos electrónicos compradas pueden tener un impacto negativo en el conocimiento de la marca

Es posible que las personas que reciben tus correos electrónicos no solicitados, no los abran, como mencionamos anteriormente, pero sí pueden recordar el nombre de la marca. Esto es, en cierta medida, peligroso, ya que pueden dañar la reputación de la misma. Piense en el negocio a la vuelta de la esquina que constantemente está obstruyendo el buzón con volantes mal diseñados. Puede evitar ese negocio precisamente por la intrusión no deseada. El marketing por correo electrónico funciona de la misma manera.

¿Cómo construir una valiosa lista de correo electrónico?

No tienes que comprar una lista de correos electrónicos para comercializar tu negocio con éxito. De hecho, no deberías. Al principio, tomar un atajo puede parecer una buena estrategia comercial, pero a la larga no lo beneficiará. La mejor estrategia es construir una valiosa lista de correos electrónicos desde cero.

Estos son algunos pasos necesarios para crear una valiosa lista de correos electrónicos de manera saludable.

1. Identifica tu público objetivo

Comenzar con las personas que deseas contactar. Si estás haciendo marketing para universitarios recién graduados, entre las edades de 22 y 40 años, sólo querrás que tu mensaje de marca llegue y atraiga a aquellos que estén recién graduados.

Una vez que conozcas a tu público objetivo, crea una lista de correos electrónicos separada para cada uno. Es posible que las personas que reciben un conjunto de correos electrónicos de marketing no se involucren con el contenido que envías a otros públicos objetivos. Segmentar la lista ayudará a mejorar la capacidad de entrega y el compromiso.

2. Crea ofertas únicas y excelente contenido

El contenido sigue siendo el rey. No importa cuántas personas digan que está muerto. El contenido de tu sitio puede tener un gran impacto en la creación de una lista de correos electrónicos valiosa, así que asegúrate que sea muy específico y útil. Comienza creando artículos, videos, podcasts y otros medios que brinden consejos prácticos. No repitas lo que están haciendo tus competidores. Haz tu contenido más grande y mejor.

Las personas no entregarán sus direcciones de correo electrónico de forma gratuita. Quieren algo a cambio.

3. Construye valiosos imanes

Cada segmento de tu público objetivo merece su propio imán principal y oferta. El imán principal es el valioso regalo que se ofrece de forma gratuita, como un libro electrónico, mientras que la oferta es la forma en que expresa su titular y llama a la acción.

Por ejemplo, supongamos que tienes un negocio de venta de colchones. Algunos de tus clientes pueden querer espuma elástica, mientras que otros quieren colchones enrollados. La mayoría de tus clientes se están preparando para sus primeros apartamentos universitarios; otros son ancianos.

Necesitas diferentes formas de atraer a todos esos públicos. Creando diferentes imanes sobre los hábitos de sueño, las posiciones para dormir, la asequibilidad con un presupuesto ajustado, el alivio del dolor de espalda mientras duerme y más

4. Usa otros canales como redes sociales y anuncios para ayudar a aumentar la lista de correos electrónicos

El sitio web no es la única forma de hacer crecer tu lista de correos electrónicos. En lugar de comprar una lista, usa tu influencia en las diferentes redes sociales y los anuncios pagados para generar más suscripciones.

En lugar de dirigir a las personas a una página de ventas o de aterrizaje, envíalos a una página que los invite a registrarse en la lista de correos electrónicos. No tienes que comprar suscriptores. Puedes recopilarlos interactuando con tu audiencia.

Lo creas o no, las noticias se difunden. Si alguien ama tu contenido de correo electrónico, él o ella podría recomendarte a otra persona. Cuanto mejores sean tus correos electrónicos, más suscripciones obtendrás sin tener que gastar dinero en una lista de correos electrónicos de pago.

Sí, los anuncios cuestan dinero, pero el ROI en la recolección de correos electrónicos de la manera correcta puede ser increíble. De hecho, el marketing por correo electrónico supera a la mayoría de los otros métodos de capturar y convertir clientes potenciales.

Si no tienes el dinero para gastar en anuncios, no te preocupe, usa los métodos orgánicos de los que hemos hablado a lo largo de este artículo para hacer crecer tu lista de correo electrónico.

No compres suscriptores. Tráelos con contenido de calidad.

5. Crea atractivos titulares de páginas de aterrizaje

Los titulares atractivos emplean verbos y adjetivos inusuales y aclaran su promesa. Hablan directamente con tu público objetivo. Cuanto más específico seas, mejor.

¿Recuerdas nuestro ejemplo de la empresa de colchones? Podrías jugar con muchos titulares en tu correo electrónico recolectando páginas de destino para lograr el equilibrio correcto entre atractivo e informativo.

¡El sueño debe ser reparador, no doloroso!

¡Tu posición para dormir puede revelar tu tipo de personalidad!

Ya ves lo que queremos decir. Juega con las palabras y ten en cuenta tu público objetivo al elaborar los titulares, ya sea que estés utilizando un Hello Bar, un widget de barra lateral o un formulario de registro en medio de una publicación en tu blog o sitio web.

6. Agregar un botón de CTA

Los llamados a la acción tienen que ver con lograr que las personas tomen medidas en función de su titular y oferta, es decir, invitarlos a que hagan clic. Haga que los consumidores se sientan obligados a aprender más sobre su marca. Una excelente manera de hacerlo es hacer que su CTA sobresalga.

No tengas miedo de ser grande y audaz. Un botón CTA en un color brillante que se destaca de cualquier otro elemento en la página puede producir tasas de interacción masivas.

 

Conclusión

Ahora bien, ¿Aún quieres seguir con la idea de comprar una lista de correos electrónicos? No vemos una razón para comprarla. Recuerda que no solo es una mala alternativa a la creación de listas orgánicas de correo electrónico, sino que también puede dañar tu marca, tu imagen, reducir la capacidad de entrega del correo electrónico y hacer que tus mensajes se marquen como spam.